Marta Sánchez: “En la finca del Niño de la Capea casi me mata un toro de 650 kilos”