Sergio Ramos, espectador de lujo en Qatar