La ajustada carrera entre Alex O'dogherty y Chema Martínez por llegar al pulsador