Aída pillada con las manos en la masa… ¡Robando en un supermercado!