La guerra más cruenta de la historia de ‘Sálvame’ está a punto de comenzar: hay una grabación de un colaborador hablando con desprecio y maldad