Ni dos minutos: ‘el primer asalto’ de Kiko Matamoros y Diego Arrabal acaba con el abandono del paparazzi