El chascarrillo del Maestro Joao cuando le preguntamos por el amor: “Tengo pol-iamor”