Karmele está en quiebra económica… que no ruina