Un rifirrafe entre Albalá y Antonio Tejado termina con golpes bajos entre los amigos