Carmen Borrego responde, dolida, a sus compañeros: "Me he sentido vejada como mujer"