Dulce llama indignada y enfada a los colaboradores: "Qué pesada eres, hija"