Maite Zaldívar relata los momentos más duros de su estancia en prisión: del incendio, a la visita de sus nietos