Gil Silgado y su hija, el cara a cara más esperado: ataques, reproches y golpes bajos