El polígrafo deja al descubierto el origen de la enemistad entre Lydia Lozano y Antonio David