Desmontamos las mentiras de Chayo Mohedano que han hecho llorar de impotencia a Javier de Hoyos