Morata no aprovechó la oportunidad de Luis Enrique: dos fallos claros y pitos de la afición