Alfonso Merlos afirma que la Guardia Civil recibe instrucciones para controlar la desinformación y minimizar la desafección al Gobierno