El ‘kit de supervivencia’ tras los robos en las playas