La policía relaciona la compra de una motosierra con el crimen de la cabeza en la caja