De la llegada de Rosalía Iglesias a casa al mensaje de Willy Bárcenas: “Arrancándome lo que más quiero”