Sonsoles Ónega, emocionada con las lágrimas de un médico que ya se ha vacunado: “Ay, qué cosa más bonita es usted”