Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carlos Lozano, una pobre víctima de sus compañeros en la recta final de 'GH VIP'

1telecinco.es
Carlos Lozano necesita hablar solo o con una maleta porque ninguno de los habitantes de la casa le tiende una mano amiga. Carlos cena y desayuna solo porque no tiene compañeros que le acompañen. Pobrecito Carlos que está disfrutando de la soledad del ganador antes de tiempo.
Este es el clamor popular y carece de importancia que no se ajuste a la realidad. Da igual que Carlos hable sólo para crear videos. No importa absolutamente nada que anoche Laura y Rappel le dijeran en dos ocasiones que se fuera a cenar con ellos, Carlos prefirió cenar después y, aun así, los únicos culpables de su aislamiento son el resto de concursantes.

Cada vez estoy más convencido de que este año estamos viviendo un fiel recordatorio a lo sucedido en 'GH 15'. Paula, ganadora de su edición por un 70,9% de los votos, salió airosa de la cantidad ingente de videos que existían en su contra. Comportamiento y declaraciones con los que cualquiera con dos dedos de frente se echaría las manos a la cabeza pero, aun así, la pobre Paula sólo era una injusta víctima y una completa incomprendida por sus compañeros.

Me gustaría pensar lo contrario, pero me temo que esto mismo será lo que suceda este año.

Si Carlos ha dado a cada concursante donde más le duele sin un mínimo de moral, Carlos Lozano es un concursante ejemplar que da juego.

Si el conocido presentador juega con el terrible pasado de Raquel Bollo y asegura con altas dosis de veneno que habría que escuchar la versión de la otra parte, es que Carlos hace uso de su libertad de poder opinar lo que le venga en gana aunque exista un veredicto dictado por el juez hace muchos años.

Si Lozano se dedica a lamer el trasero a una chica que le ha puesto de maltratador para arriba para lavar su imagen después de todo lo que dijo a las rubias, es que Carlos es tan buena persona que perdona lo que haga falta.

Si este señor apoya a esa misma concursante para que cargue en contra de sus supuestos amigos en la casa, es que Carlos es todo un caballero de brillante armadura que siempre se posiciona del lado del más débil…
2
Y así podría tirarme todo el día, rellenando una página tras otra de este blog, relatando las múltiples excusas que se utilizan para justificar todo lo que dice y hace este personaje. Un señor de 53 años, padre de una niña de 11 que se presupone que debería ser, a estas alturas, plenamente consciente de sus actos.

Claro está, y todo aquel que ose posicionarse del lado de Laura Matamoros o que se atreva a censurar o criticar a Carlos Lozano, automáticamente recibe el aluvión de críticas que, en mi opinión, deberían haber sido dirigidas en su momento hacia este concursante que, desde el minuto cero, entró en esa casa con un plan establecido, y que a los dos segundos de conocer a Laura Matamoros ya saltó sobre su yugular preguntando a la joven que si era hija de Makoke. Momento que Laura le recordó hace unas semanas provocando la risa del presentador al ser destapado. Pero no, Carlos es espontaneo, natural y sincero a más no poder.

¿Los carlistas, al igual que los paulistas, en general no atienden a razones? Es más, en su mayoría, los que en 'GH 15' apoyaron fielmente a la hawaiana hoy se sitúan en pie de guerra para defender a Carlos Lozano. Por lo que, haciendo caso de la experiencia, todo lo que se diga caerá en saco roto.

Y ya no hablo de apoyar a Laura Matamoros como la ganadora de esta edición, opción personal que tengo más que clara ya que esta chica de 23 años ha conseguido ganarme a pesar de los errores garrafales que comete de vez en cuando, totalmente típicos de su edad, creyéndose siempre en poder de la verdad cuando, en realidad, está metiendo la pata.

Yo no intento vender a esta concursante como una joven modelo ni como la concursante perfecta, porque ciertamente no lo es. He criticado sus berrinches injustificados y su facilidad para soltar por la boca todo tipo de cosas sin pensárselo dos veces. Una cosa no quita la otra. Pero, a pesar de todo, considero que en esa casa no existe nadie que merezca más que ella hacerse con el premio final.

Por eso, esa tendencia a hacer de Carlos Lozano una pobre víctima y el concursante perfecto, consigue sacarme totalmente de mis casillas. Este personaje endiosado está a la altura de aquellos que tanto le defienden y que le adoran y defienden a ultranza sin admitir ni uno solo de sus grandísimos errores. Radicalismo en estado puro.

En cada uno de los realities que llevo comentando junto a todos vosotros, cada cual ha tenido su favorito en el concurso. Si no fuera así, sería un tremendo aburrimiento. Pero de ahí a intentar que comulguemos con ruedas de molino y que dejemos la razón y la objetividad de lado para inclinarnos ante el gran Carlos Lozano que todo lo puede, que todo lo dice y que todo lo hace como si se tratara de una nueva imagen a la que rendir culto como borregos… Ni pensarlo.

Sin duda alguna, el mayor cambio que se ha producido en Carlos durante los últimos días ha sido como consecuencia de la salida de Alejandro del concurso. El Míster no se lo pensó dos veces y decidió estar al lado de lo que más quiere en la vida en un momento en el que le necesita. Una decisión lógica y acertada.
3
Así, anoche Alejandro junto a Fran y Javier Tudela parecían disfrutar de su tiempo fuera de Guadalix en una quedada que Fran Nicolás anunciaba como “La noche promete” mientras subía algunas fotografías de los tres amigos juntos.

Sólo me queda enviar mis mejores deseos a la razón por la que Alejandro decidió abandonar 'GH VIP' en su recta final, porque ningún reality, por mucho que nos diviertan y entretengan, nunca tendrá mayor relevancia que las cosas que verdaderamente importan en esta vida.
 
Para cualquier información de interés sobre los temas que tratamos, podéis dirigiros a mi correo: info@kikohdez.com o visitar mi página web