Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El padre de Sonia Walls condenado a pagar 1000 euros a Belén Rodríguez por injurias

soniatelecinco.es
En Octubre del año pasado, mi compañera Belén Rodríguez pasaba por este Confesionario para manifestar su indignación ante el primer juicio que había tenido lugar tras la demanda que había interpuesto al padre de Sonia Walls, debido a los insultos e injurias que este señor había soltado en Twitter sobre la colaboradora de televisión, mediante tremendos mensajes que os mostré desde este espacio y que generaron un controvertido debate sobre el límite no marcado en el uso de las redes sociales.
Durante dicha entrevista, Belén Ro nos daba todos los detalles sobre ese primer juicio en el que incluso se habían utilizado sus fotografías en ropa interior en la portada de una revista para intentar justificar las continuas faltas de respeto a nivel personal y profesional que mi compañera había estado sufriendo de manera pública por parte del padre de Sonia Walls.
Contando con un informe en el que la Policía reconoce la veracidad de los tweets, certificando que pertenecían a Ramón Walls –padre de Sonia Gh14-, Belén Ro presentó un recurso, logrando esta misma mañana el fin por el que tanto ha luchado, tal y como muestra la siguiente sentencia:
Sentencia
Tras hacerlo público, Belén Rodríguez compartía estas palabras con todos sus seguidores: “Espero que este precedente sirva para que ningún compañero tenga que pasar por lo mismo que yo por el hecho de ejercer su trabajo. Mil gracias a todos, en especial a mi abogado, Mario Blanco y a Kiko Hernández. Y a los demás ya sabéis que insultar en Twitter cuesta 1000 euros”.
El padre de Sonia que hace unos meses se vanagloriaba asegurando: “Yo he ganado ante la INJUSTICIA, la MANIPULACIÓN y la MENTIRA para destruir y hacer daño, otras han perdido absolutamente su credibilidad”, hasta el momento ha dado la callada por respuesta. Al igual que sus hijos Sonia y César, y su queridísimo yerno Kristian Gh14.
Un silencio que seguramente muestra la indigestión de sus propias palabras y hechos con la que han dado la bienvenida al año nuevo...
 Agradecer a Belén Rodríguez por haber luchado hasta al final. Esperemos que esta sentencia marque un antes y un después en lo permitido en las redes sociales y que, a partir de este momento, puedan ser condenadas las injurias y amenazas vertidas a personajes públicos desde el anonimato que facilitan las redes.
Para cualquier información de interés sobre los temas que tratamos, podéis dirigiros al siguiente correo: info@kikohernandez.es , visitar mi página web www.kikohernandez.es o mi Twitter www.twitter.com/Kiko_Hernandez