Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Infanta Cristina ha intentado ir a Zarzuela y Felipe VI ha prohibido la visita

Doña Cristina ha intentado volver a Zarzuela pero no ha podido. Según ha informado Antonio Rossi en exclusiva, el rey Felipe VI ha prohibido la visita de su hermana, que tenía intención de pasar el sábado en la residencia real, dormir allí y marcharse el domingo.

La Infanta Cristina no cuenta con el apoyo de Felipe VI. Tras saltar el escándalo Nóos, el monarca ha antepuesto la Corona a la familia y ha puesto distancia con su hermana con la que lleva años sin aparecer en actos públicos o institucionales. Los encuentros en privado sí se han producido en diversas ocasiones pero con la celebración del juicio estos también han quedado en suspenso. Según ha revelado Antonio Rossi en exclusiva en 'El programa de Ana Rosa', doña Cristina ha intentado ir a Zarzuela este fin de semana pero Felipe VI ha prohibido la visita.
Pedro Horrach: "'Manos Limpias' no tiene legitimidad para la apertura de juicio contra doña Cristina de Borbón"
Pedro Horrach, el fiscal del caso Nóos ha solicitado que no se juzgue a la Infanta Cristina por delito fiscal amparándose en el artículo 124  de la Constitución. "El artículo 124 de la Constitución otorga al Ministerio Fiscal la misión de defender la legalidad vigente. En este sentido, defender la legalidad implica postular la aplicación del contenido del artículo 782 apartido primero de la ley de enjuiciamiento criminal en sus estrictos términos. Si el Ministerio Fiscal y el acusador particular solicitaran el sobreseimiento de la causa por cualquiera de los motivos preven los artículos 637 y 641, el juez lo acordará. Por tanto, como cuestión previa intereso de esta sala que decrete la falta de legitimación de la acusación popular, el sindicato 'Manos limpias' para la apertura en solitario del juicio oral contra Ana María Teijeiro y doña Cristina de Borbón por los delitos contra la hacienda pública que no han sido objeto de imputación ni por el Ministerio Fiscal ni por el perjudicado."
"En este procedimiento solo hay dos actores legitimados, la Agencia Tributaria y el presunto infractor." Así se ha pronunciado el fiscal Pedro Horrach en el juicio por el caso Nóos. "Otorgar legitimación a la acusación popular en el presente caso supondría quebrantar la doctrina emanada del Tribunal Supremo y una discriminación hacia dos ciudadanas. Espero que devuelvan la justicia al lugar que le corresponde porque las apariencias son poses y espejismos. El proceso penal no está para discutir sobre pátinas, fachadas o pelajes", ha dicho Horrach.
El libro de Diego Torres
Diego Torres publica 'La verdad sobre el caso Nóos'. En 379 páginas, el exsocio de Iñaki Urdangarin relata lo que para él es la verdad sobre el caso que ha sentado en el banquillo de los acusados a la hermana y al cuñado del Rey. "No hay facturas falsas ni delito fiscal, al menos en el Instituto y en mis empresas. La Casa Real estaba informada de todo y nunca halló nada reprobable en nuestras actividades", dice Torres, que cree que nunca debió asociarse con alguien relacionado con la Casa Real y que la historia hubiera sido diferente si Urdangarin no fuera familia del Rey. "¿Creen ustedes que si mi exsocio no se hubiera casado con quien lo hizo, alguien habría considerado que algo de lo que hicimos estaba mal?", dice Torres, que asegura que Urdangarin está muy enamorado de su mujer y que revela cómo era la relación de los duques de Palma con los actuales monarcas.
Aunque Diego Torres hizo llegar al juez varios correos de conversaciones entre Iñaki Urdangarin y miembros de la Casa Real, el exsocio de Urdangarin niega que esté acusando a nadie. "No tengo la menor intención de amenazar. Nunca he amenazado con información. Creo y sostengo que la Casa Real no actuó de forma incorrecta. Es lógico que estuvieran informados porque no hay nada que esconder", dice Torres, que niega que Urdangarin se aprovechara de su posición. "Me pareció una persona preocupadísima por conseguir la aprobación de la Casa Real, temeroso de meter la pata. Informaba absolutamente de todo a Carlos García Rvenga, quien a su vez lo reportaría al jefe de la Casa y el Rey. El Rey estaba informado de las propuestas económicas a Urdangarin directamente por Corinna", dice Torres, que niega que el Rey enviara a Romero para que Urdangarin dejara el Insitituto.

En el libro 'La verdad sobre el caso Nóos', un libro en el que no se olvida de doña Cristina. "Jamás he pedido la imputación de la Infanta. Es cierto que ha habido diferencias clamorosas en el tratamiento a algunas personas pero nunca podría pedir la imputación porque estoy convencido de que no ha hecho nada ilegal", dice Diego Torres en su libro, en el que niega que haya un enfrentamiento personal con Urdangarin y su esposa. Lo que sí asegura en su libro es que la Infanta estaba al tanto de lo que ocurría. "Formaba parte de la asamblea y tenía derecho a voto. Derecho que ejerció, por ejemplo, votando a la nueva directiva.... La Infanta se leía los extractos bancarios de Aizoon. Si había una desviación de gastos significativa le llamaba la atención y Urdangarin le informaba de los motivos."