Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Igor, de 'Gran Hermano catorce': "Me gasté 4.000 euros de Ainara en el juego"

Tras varios meses apartado de la televisión, Igor, exconcusante de 'Gran Hermano', volvía al 'Deluxe' para contar los duros momentos por los que está pasando: está tratándose de su adicción al juego tras sufrir una fuerte recaída y su relación con Ainara es prácticamente nula, lo que implica que apenas puede ver a su hijo. En el transcurso de la entrevista, todo dio un giro, ya que los colaboradores comenzaron a recibir informaciones que apuntan a que todo podría ser un montaje de la pareja. Igor lo negaba todo, pero la duda quedó en el aire...

El exconcursante de ‘Gran Hermano’ confesó tras su salida del reality que en el pasado había sufrido una grave adicción al juego pero dejaba muy claro que esa etapa estaba totalmente superada. Esto no era del todo así, ya que meses después ha vuelto al ‘Deluxe’ para contar que ha recaído, que está en tratamiento y que su enfermedad ha hecho que Ainara se vaya de su lado y, en consecuencia, no pueda tener la relación que a él le gustaría con su hijo.
Igor: “Mi adicción al juego es una enfermedad de por vida”
Desmejorado y con expresión triste, Igor contaba en ‘Sálvame Deluxe’ cómo ha sido su recaída en el juego: “Es cierto que cuando entro en ‘Gran Hermano’, entro bien, después de un tiempo habiendo dejado ese problema atrás, pero quizás no habiendo dado los pasos correctos para estar bien. Simplemente pensaba que había sido un error en mi vida y que podía pasar página. Ahora que ya conozco más el tema, que he estado en centros que me han ayudado, me han enseñado que lo que estaba haciendo entonces era un parón dentro de mi adicción”.
Tras su salida de la casa de ‘Gran Hermano’ su vida cambió radicalmente y todos esos cambios pudieron influir a la hora de despertar esa enfermedad dormida: “Cuando salgo de la saca tonteo un par de veces con el tema del juego, un par de apuestas por Internet, hasta que un fin de semana se me va. Tengo problemas, y al final un problema va con otro y canalizas en eso, como el que acaba metiéndose. Al final me gasté 4.000 euros de Ainara en el juego”.
Mila Ximénez intervino entonces para dar la opinión de su expareja sobre todo lo que estaba contando Igor. Según Mila, Ainara tiene muy claro que Igor jamás dejó de verdad el juego y asegura que si su relación se ha terminado rompiendo para siempre ha sido por ese problema. El invitado asentía todas y cada una de las palabras de la colaboradora, asumiendo su parte de culpa y excusándose, en parte, en su enfermedad: “Ahora sé que soy un enfermo de por vida”.

Un mes sin ver a su hijo
El que para Igor es su verdadero problema es el hecho de no poder mantener una relación cercana y frecuente con el hijo que tiene con Ainara. Según el ex concursante de ‘Gran Hermano’, ella no le deja verlo tanto como él desea:
“Ella vive en otra ciudad diferente a la mía y allí no puedo tener una relación normal con mi hijo. Si yo voy allí no tengo ni una casa donde estar, ni un lugar donde llevar a mi hijo y no quiero estar en la calle, porque si voy tengo que estar, las horas que esté con mi hijo, en la calle o en una cafetería”.
Igor asegura que no pide nada que Ainara no pueda concederle, solo quiere poder pasar algún fin de semana con su hijo o cuidarlo él cuando ella tenga que viajar por trabajo: “Lo que yo quiero, ahora que no estamos juntos, es poder llevarme a mi hijo a mi casa, que tenga una habitación y un entorno en el que poder estar. Mi gran cabreo con ella es porque durante un mes hemos estado hablando de que cuando ella tuviera que irse por trabajo yo iba a estar con el niño, pero el día antes decide que eso no sea así”.
Según Mila Ximénez, la historia que cuenta Igor no se asemeja a la que le ha contado Ainara: “Ella me dice que tú no has convivido con el niño y que no se queda tranquila dejándolo contigo en una ciudad diferente tres o cuatro días porque no se fía, no sabe si vas a saber cuidarlo, porque nunca lo has hecho. Pero me dice que te ha propuesto empezar por un día y luego ir quedándotelo más”.

Igor asegura que eso no es verdad: “Puedo demostrar que no es verdad porque tengo los mensajes con ella. Entiendo que ella no confíe en mí y que nuestra relación no continúe, pero no quiero que eso me traiga ningún problema con mi hijo, porque yo con él nunca he actuado de manera incorrecta”.
Por todo esto, Igor cree que está más que capacitado para cuidar a su hijo y pasar más tiempo con él. Tiene claro que le gustaría llegar a un acuerdo con Ainara, pero asegura que si no es así, “tendré que pedir unas medidas provisionales para poder tener a mi hijo”.
¿Recaída y ruptura o montaje de Igor y Ainara?
Todos parecían creer la historia de Igor, pero poco a poco cada uno de los colaboradores, e incluso Jorge Javier, han ido recibiendo mensajes que apuntaban a que todo pudiera ser un montaje ideado por Igor y Ainara.
María Patiño aseguraba tener la felicitación de Año Nuevo de Ainara e Igor, en la que ambos aparecían juntos y muy bien avenidos en una fotografía. Kiko Hernández leía unos tuits de la pareja del pasado 28 de diciembre en los que comentaban lo felices que estaban juntos.

El invitado lo desmentía todo asegurando que su gran bronca y su distanciamiento total tuvo lugar el pasado 2 de enero, y que los meses anteriores habían estado intentando arreglas sus problemas: “El tiempo lo dirá y veréis como no es ningún montaje, no estoy mintiendo. Cuando hay cariño verdadero te das mil oportunidades, hasta que un día se acaban”.
Los colaboradores no terminaron de creerlo y no dudaron en decírselo: “Meter a un niño en un montaje me parece repugnante, es asqueroso”, le espetaba Kiko Hernández. Matamoros continuaba: “Si hay cariño como dices a los 15 días no vienes a un plató a contar cosas que no van a hacer que eso se arregle. ¿Sabes lo único que te digo? Que si es mentira todo lo que nos estás contando, por lo menos gástate el dinero con tu hijo y no el juego”.