Christian Gálvez ha hecho "madurar" a Jaime, que llega a su segundo minuto diabólico consecutivo