Natalia llora de impotencia: "No voy a permitir que nadie cuestione mi calidad humana"