Dakota se traga su orgullo y acepta con una sonrisa el cambio de Cristina