El vello facial de Belén, su mayor complejo con un doloroso remedio