La tensión entre Alba Carrillo y Fiona Ferrer viene de lejos