Hierro consuela a un Sergio Ramos completamente abatido tras la eliminación de España