Un accidente ferroviario colapsa las urgencias del Policlínico Ambrosiano: “Hoy, no gana la muerte”