Recordamos la agónica búsqueda de Rocío Wanninkhof: equipos de rastreo y vigilias nocturnas con sacerdotes