Viaje, coche, salón y ordenador: ¡Antonio enloquece tras llevarse el escaparate final!