La divertida invitación de Mario a Sobera para dejarle la piel perfecta