Los nervios traicionan a Aarón, que decide "comprar" muy barato