Esther se queda sin escaparate final, pero… ¡Se lleva un crucero por el Caribe!