¡Tensión máxima en la prueba del golf! Pedro podía llevarse un crucero por las capitales bálticas