El encuentro entre Adara, Joao y Gianmarco termina entre gritos y amenazas