El fallo de Rafa que le cuesta casi 350.000 euros: “¡Qué coraje!”