Felipe y Letizia, amor en tiempos revueltos