Rubalcaba: “No es un pacto de izquierdas, es una investidura Frankenstein”