Bustamante, entregado y encantador con sus fans a pesar de un monumental catarro