Los familiares afectados por la prisión permanente revisable acuden al Congreso para su debate