Sandro Rosell realiza supuestamente la compra de un hígado ilegal para Abidal