Pillamos 'in fraganti' al anciano rayacoches: “Estoy mal, no me acuerdo”