Los indicios que llevan a los Mossos a sospechar que el asesinato de Laia fue premeditado