El enfrentamiento entre Ayuso y Colau por el Mobile World Congress