Vómitos, mareos y agotamiento: Así termina una fiesta en alta mar en Ibiza