La guerra de los lazos se convierte en una trifulca política: la Fiscalía investiga a los Mossos por identificar a personas que retiran lazos